Limpiador de peceras

Limpiador de peceras

Puntúa este tutorial

Los peces son animales muy delicados y necesitan más cuidados que cualquier otra mascota. La exposición a la luz, el filtro, la temperatura, el pH del agua, etc. Pero sin duda el cuidado más importante es el de mantener la buena higiene de la pecera.

Procedimiento para limpiar una pecera

Una pecera limpia es una excelente calidad de vida para los peces. Si tienes un filtro solo necesitarás limpiarla unas dos veces al mes, pero si no lo posees, la pecera requiere una limpieza casi diaria y cambios del 30% agua cada tres días, acciones que fatigan a los peces y molestan a los dueños, por eso un filtro es imprescindible.

Al contrario de lo que acostumbra la mayoría, no necesitas vaciarla por completo y después lavarla con agua y jabón, ya que los restos de detergente son muy perjudiciales para los peces. El procedimiento adecuado para saber cómo limpiar una pecera grande o pequeña es el siguiente:

  • Una toalla puesta en el suelo frente a la pecera, ayudará a absorber los derrames de agua que seguro sucederán mientras ocurre la limpieza.
  • Extrae todas las decoraciones de la pecera y límpialos con una esponja de tela y agua corriente.
  • Con una red puedes ir quitando los restos de suciedad que vayan ascendiendo a la superficie.
  • Con ayuda de un sifón, procede a retirar parte del agua de la pecera, no es necesario sacar toda el agua. Puedes dejar un 15% agua.
  • Al colocar el sifón en la grava podrás aspirar la suciedad de las piedras, teniendo sumo cuidado de que ninguna se atore dentro de la manguera.
  • No olvides limpiar la grava pero tampoco en necesario limpiar cada roca, solo algunas partes.
  • Después podrás meter nuevamente los ornamentos limpios.
  • Con una cubeta procede a verter el agua limpia lentamente por un rincón de la pecera.

Cómo limpiar el vidrio de una pecera

Para la limpieza del cristal se requieren ciertos objetos suaves para no rayar el vidrio. Un estropajo de tela o cualquier otra esponja que no vaya a desprender algún tipo de material tóxico que pueda enfermar a los peces o contaminar el agua.

También es recomendable usar un raspador de algas para limpiar el cristal interior. Para ello lo ideal es comenzar limpiando por la parte rugosa de la esponja y después con la superficie suave, siempre en movimientos ascendentes y descendentes. Es fundamental que no te ensañes con las algas pues podrías manchar o rayar el cristal.

Esperamos que este artículo sobre limpiador de peceras te haya servido de ayuda para mantener tu acuario reluciente y a tus peces felices.